Habrá clases y preparan 930 pipas ante corte de agua

La atención de la emergencia ante el corte de agua que vivirá la Ciudad de México se dividirá en tres momentos donde aumentaron la disponibilidad de pipas que tendrán prioridad de reparte en escuelas y unidades habitacionales.

Las dependencias que intervendrán en la operación de la estrategia emergente definieron ayer los trabajos de coordinación con instancias federales, alcaldías y organismos locales, que se ejecutará antes, durante y después del corte programado del 31 de octubre al 4 de noviembre.

Para cubrir la totalidad de la demanda, estos serán las tres etapas: Iniciarán con el almacenamiento. Los cinco días previos al corte, Conagua dará mayor presión al suministro, 15% más del habitual, para que la población en general, oficinas, comercios y las instancias de gobierno puedan llenar tinacos, cisternas y tanques de distribución.

La segunda etapa consistirá en el abastecimiento a través del sistema de pipas. Durante la contingencia, se dará prioridad al funcionamiento de la infraestructura pública en caso de que se agoten las reservas de agua para atender principalmente escuelas, hospitales, mercados y espacios de atención a grupos vulnerables, como asilos o comedores comunitarios, entre otros.

Para ello se habilitarán 88 garzas, 70 grandes tinacos y 930 pipas -entre las propias y las rentadas- que se abastecerán de agua en 450 pozos que durante los días de corte contarán con el líquido.

Las pipas con capacidad de entre 10 mil y 40 mil litros realizarán hasta cuatro viajes por día, serán proporcionadas por el Gobierno de la Ciudad de México, el Sistema de Aguas (Sacmex), la Conagua, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), el Heroico Cuerpo de Bomberos, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y las alcaldías.

En caso de que las reservas almacenadas en viviendas particulares se agoten, la población podrá solicitar el servicio gratuito de pipas a través de reportes a Locatel, Sacmex y las alcaldías. Se pondrá especial énfasis en unidades habitacionales, ya que en éstas el cuidado o ahorro del agua es más difícil.

El traslado de pipas será vigilado por elementos de la SSP, previa verificación de la Contraloría.

La tercera y última etapa será la administración del suministro. A partir del día 5 y hasta el 8 de noviembre el restablecimiento del servicio será paulatino, iniciando en las alcaldías más cercanas al cauce de distribución del Sistema Cutzamala. Mientras se normaliza la presión en el abastecimiento de agua se continuará brindando apoyo con pipas en zonas y espacios críticos.

En el caso de las escuelas, por acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), no se suspenderán las clases. Los días previos al corte se abastecerán cisternas y tinacos que proveerán de agua a partir de la tarde del 31 de octubre y 1 de noviembre, ya que el 2 es día feriado oficial.

Sábado y domingo las pipas abastecerán nuevamente a los planteles que lo requieran, para que el lunes 5 de noviembre puedan reiniciar labores sin contratiempos, y sólo se atenderán de manera emergente casos específicos, por ejemplo, aquellas escuelas con fallas de almacenamiento.

Las oficinas de la administración capitalina tampoco suspenderán labores ni servicios.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) coordinará la atención a mercados públicos y mantendrá comunicación con la Central de Abasto (CEDA), plazas comerciales, fábricas o negocios, que de manera propia abastecen de agua sus espacios.

Finalmente confirmaron la instalaración de 13 puestos de mando en las alcaldías afectadas que estarán integrados por representantes de: alcaldías, gobierno, Sacmex, Sedeso, DIF, secretarías de Seguridad Pública (SSP), de Salud, de Educación y Contraloría.

CN/El Sol de México

13 municipios de Edoméx afectados por corte de agua

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *