#SinModales A volar aeropuerto de “Santa Lucia”

El pasado 7 de junio, se dio a conocer que uno de los 147 amparos promovidos por el colectivo #NoMásDerroches consiguió que un juez ordenara la suspensión definitiva del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, lo cual es todo un logro y una iniciativa muy loable.

No se trata de una noticia menor, por el contrario, abre la puerta para se cancele por completo un proyecto que viola un sinnúmero de reglamentaciones que van desde ambientales hasta históricas-antropológicas.

Si bien no se trata de una suspensión “total” ni “definitiva” es un logro significativo, esta suspensión será total y definitiva en el tiempo que dure el juicio. Durante todo este tiempo está suspendida cualquier actividad.

Es incierto el tiempo que pueda durar el juicio, pero es tiempo que se gana para aportar ideas y pruebas en pro de la realización de un aeropuerto digno y a la altura de los retos que enfrentará nuestro país en las siguientes décadas.

Por otro lado revive el tema que nunca ha muerto sobre el aeropuerto de Texcoco, uno que lleva invertido miles de millones de pesos y que no se puede abandonar de un momento a otro sin tomar en cuenta las repercusiones negativas que esto tendría.

La intención de estos amparos es regresar al esquema original y no tirar así porque sí, el tiempo y el dinero invertido en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Esto es sin duda una victoria, una real, pero en el aspecto legal, el gobierno que encabeza Andrés López Obrador aún cuenta con tiempo para aportar elementos y argumentos durante el tiempo que dure el juicio, o bien, para rectificar el camino y regrese al proyecto de Texcoco.

Durante lustros, sexenios, nos quejamos (Andrés López entre ellos) que uno de los problemas que enfrentaba (y enfrenta) México es el de la poca o nula continuidad que existe de los proyectos después del final de cada presidencia, que luego de eso solo quedan elefantes blancos que son monumentos a la ineptitud y falta de visión de los gobiernos.

Hoy quien lo tenía toda para romper con paradigmas, hizo lo que solo se podía esperar de alguien económica y políticamente miope. A algunos les sorprendió, a otros ya ¡no!

Esto es una oportunidad para México y la presidencia de López Obrador. ¿La aprovechará?

Se está escribiendo la historia, espero que escribamos una de éxito y no la que se estaba escribiendo, pero saben algo, lo dudo. Pero daría todo por equivocarme.

Isidro Argel González
@IsidroArgel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *