Salvador Cienfuegos quedará en libertad en México

El exministro de Defensa Salvador Cienfuegos quedará en libertad una vez regrese a México, luego de que una corte estadounidense aceptara desestimar graves cargos de narcotráfico en su contra, informó este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

«El señor general Cienfuegos viene a México como un ciudadano repatriado por la autoridad norteamericana y se va a poner a disposición de la Fiscalía General de la República en libertad, no está detenido», dijo Ebrard poco antes del anuncio de la jueza Carol Amon.

El retiro de las acusaciones fue solicitado sorpresivamente por el gobierno estadounidense tras intensas negociaciones con autoridades mexicanas, que investigarán a Cienfuegos y podrían acusarle.

gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), Cienfuegos fue arrestado el pasado 16 de octubre en Los Ángeles, California, acusado de ayudar a un narcotraficante conocido como «H-2» a traficar drogas a Estados Unidos entre 2015 y 2017, a cambio de millonarios sobornos.

El arribo de Cienfuegos, quien será trasladado por el servicio de alguaciles estadounidense, podría ocurrir entre este miércoles y el fin de semana, agregó Ebrard durante la conferencia matinal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una vez en México, la autoridad le informará que se está iniciando una investigación sobre él con base en evidencia que la Fiscalía estadounidense envió a su par mexicana, explicó Ebrard.

Agregó que las acciones que la Fiscalía General de México tome contra Cienfuegos dependerán de las pruebas y diligencias que realice.

La evidencia en su contra, que consta de más de 700 páginas suscritas por la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), llegó a manos de la FGR el 11 de noviembre y es todo el material probatorio que existe, informó el canciller.

«No sabemos a esta fecha si el general Cienfuegos sea o no sea culpable (…) Habrá que sustanciar, habrá que probar lo que se dice o, en su caso, desestimarlo, eso ya lo hará la Fiscalía General de la república», dijo Ebrard.

Ebrard subrayó que el regreso de Cienfuegos no es un intercambio de favores con el gobierno de Donald Trump.

«El elemento decisivo aquí no es qué les dimos, sino la confianza que hay entre ambos (…) y que va a haber una investigación. No es un acuerdo de impunidad», afirmó.

Por su parte, López Obrador recalcó que en el caso de Cienfuegos está «de por medio» el prestigio de instituciones fundamentales para México con la secretaría de Defensa y las Fuerzas Armadas.

«No es cualquier cosa, no podemos nosotros permitir sin elementos que se socaven nuestras instituciones fundamentales», afirmó el mandatario izquierdista. (AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *