No me comparen con Salinas, más respeto por favor, dice López Obrador por ‘partida secreta’

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió este miércoles no ser comparado con el exmandatario Carlos Salinas tras ser cuestionado por el monto de los ahorros que serán generados por la aprobación de la Ley de Austeridad.

«Ahora que se acaba de autorizar la Ley de Austeridad, están inconformes. Imagínense, están diciendo que lo que se ahorre lo va a manejar de manera discrecional el presidente y que eso es equivalente a la partida secreta que manejaba (Carlos) Salinas. Les diría ‘no me comparen, más respeto, por favor'», dijo.

El mandatario rechazó que exista esta partida porque «una regla de oro de la democracia es la transparencia» y que esas afirmaciones «sí calientan».

«No soy Salinas, vamos respetándonos», agregó.

El martes, López Obrador señaló que ya era una facultad del presidente el decidir el destino de los ahorros generados por la Ley de Austeridad, pero que transferiría esta tarea a la Secretaría de Hacienda.

«Los ahorros generados como resultado de la aplicación de dichas medidas deberán destinarse, en los términos de las disposiciones generales aplicables, a los programas del ejecutor del gasto que los genere. Por cuanto hace al Poder Ejecutivo, dichos ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan Nacional de Desarrollo o al destino que por decreto determine el titular», apunta el artículo 61 de la legislación aprobada por la Cámara de Senadores en la madrugada del martes.

Entre otras disposiciones de esta ley está que los funcionarios del Gobierno que por cualquier motivo se separen de su cargo no podrán ocupar puestos en empresas relacionadas con el puesto que desempeñaron antes de 10 años.

Los senadores de oposición criticaron el martes la legislación pues apuntaron que viola el artículo quinto de la Constitución, que establece que ninguna persona podrá impedírsele que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode siendo lícitos.

“Estamos aprobando una ley de austeridad que va afectar negativamente a los 1.4 millones de servidores públicos”, advirtió la priista Vanessa Rubio. (El Financiero)

CN/AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *