Abril quería ayudar a víctimas de la violencia, pero fue asesinada en la CDMX

Abril Cecilia Pérez fue víctima de intento de feminicidio por parte de su esposo. Eso la hizo pensar en fundar una asociación para mujeres víctimas de violencia en Monterrey, pero su proyecto no se hizo realidad porque fue asesinada a balazos en la Ciudad de México.

La agresión contra Abril ocurrió la noche del lunes cuando se dirigía al Aeropuerto capitalino luego de acudir a una audiencia por la custodia de sus hijos.

Al momento del ataque, la mujer, de 46 años, viajaba acompañada por su abogado y uno de sus hijos. Dos sujetos que viajaban en una motocicleta emparejaron el auto donde se trasladaba y en el cruce de Churubusco e Insurgentes le dispararon en varias ocasiones.

Abril recibió al menos dos disparos, uno en la cabeza y otro en la espalda, y aunque fue trasladada con vida a un hospital cercano murió por la gravedad de las heridas. Su hijo resultó herido.

Abril tenía tres hijos: una mujer de 18 años y dos hombres, uno de 16 y otro de 14. Días antes de su asesinato platicó a su familia que ya había sido contratada como consultora en una empresa en Monterrey.

Además se decía emocionada porque estaba por concretar su sueño de iniciar una asociación que atendería a mujeres víctimas de violencia en la zona norte Monterrey.

En entrevista para Animal Político, Javier Pérez, hermano de Abril, relata que tras ser víctima de violencia familiar por parte de su esposo durante muchos años, ella pensaba iniciar una nueva vida en la ciudad regia con el apoyo de su familia.

“Ella aguantó mucho por sus hijos y por la unión familiar, pero durante mucho tiempo su esposo ejerció violencia física y verbal contra mi hermana y contra sus hijos, hasta este año que ya no aguantó más”, platica Javier.

El pasado 4 de enero Abril fue agredida cuando dormía en su departamento de la Ciudad de México.  Su esposo, Juan Carlos, la golpeó con un bat de beisbol e intentó estrangularla pero uno de sus hijos la defendió.

Abril denunció el intento de feminicidio y logró una medida cautelar que impedía a Juan Carlos acercarse a ellos y su casa. Al mismo tiempo tramitó el divorcio y ganó la custodia de sus hijos, por lo que se mudó con ellos a Monterrey.

La investigación continuó y el 20 de septiembre Juan Carlos fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio en grado de tentativa y trasladado al Reclusorio Oriente, como medida cautelar.

Sin embargo, el juez Federico Mosco Gonzalez reclasificó el delito de feminicidio en grado de tentativa a “lesiones y violencia familiar”.

Según Javier, el argumento del juez para la reclasificación del delito fue “porque mi hermana estaba dormida y que si (Juan Carlos) la hubiera querido matar, hubiera sido despierta y no dormida, ahí se derrumbó todo el caso”.

El 8 de noviembre la defensa de Juan Carlos presentó una apelación que fue concedida por el magistrado Héctor Jiménez López para retirar la prisión preventiva como medida cautelar. Ese mismo día, Juan Carlos quedó libre por decisión del juez Carlos Trujillo Rodríguez.

Entonces Juan Carlos interpuso un recurso legal para volver a pelear por la custodia de sus hijos, proceso que obligó a Abril viajar constantemente a la Ciudad de México.

“Ella estaba muy triste por la decisión del juez porque sentía que todo el trabajo de la Fiscalía para acusarlo no había servido (…) esos viajes eran muy desgastantes porque tenía que llevar a sus hijos, pero entre todos la apoyábamos para cubrir los gastos”, comenta Javier.

El pasado lunes Abril viajó a la capital para una nueva audiencia y fue al salir de ella y dirigirse al Aeropuerto cuando la asesinaron.

“Fue un ataque directo, pero no tenemos pruebas de que él haya tenido algo que ver, tampoco reclamaremos el actuar de los jueces, lo dejaremos todo en manos de la Procuraduría, confiamos en que habrá justicia y que él o los responsables serán detenidos”, agrega Javier.

Desde el día de su liberación a la fecha, no se sabe nada de Juan Carlos ni de su familia. “No hemos tenido contacto con ellos y no queremos tenerlo, ahora solo buscamos paz en la familia”, dice Javier.

El cuerpo de Abril fue trasladado a la ciudad de Monterrey donde este jueves sus restos serán enterrados. (Animal Político)

CN/AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *