#DesdeLaBarrera No solo #NosFaltaNorberto

No conocía a Norberto, ni sé de alguien que lo conociera, pero él es el hermano de alguien, el hijo de alguien, él era un estudiante ejemplar, un hombre con sueños y se volvió nuestro hermano, hijo, amigo, porque materializa nuestros miedos, Norberto es el mensaje que esperamos de alguien que llegó bien a su destino después de que nos despedimos, es el “buenas noches” de alguien que sabes que llegó bien a casa, por eso Norberto se volvió tan familiar…

Norberto Ronquillo fue secuestrado en el sur de la Ciudad de México, su familia pagó el rescate, pero no fue suficiente: su cadáver apareció cinco días después en un lote baldío en Xochimilco. Al menos 21 estudiantes, entre universitarios y alumnos de educación media superior, tuvieron una muerte violenta en diversos estados de la República Mexicana en lo que va de este 2019, pero si se considera el mes de diciembre (cuando AMLO tomó posesión de la Presidencia) en lo que va de la presente administración federal se acumulan 24 casos.

Sólo en la Universidad Autónoma de México (UNAM) y sus diversos planteles se han registrado 10 agresiones durante el 2019, de las cuales, 5 son desapariciones, 3 feminicidios y 2 homicidios, según ha documentado el colectivo activista estudiantil “Nos Hacen Falta”. Mayo fue un mes muy violento para los universitarios en 2019. Al menos siete estudiantes fueron víctimas de homicidio doloroso.

En los primeros cuatro meses del 2019 los casos de secuestros se incrementaron un 271% en la Ciudad de México. Según datos del Secretariado Nacional de Seguridad Pública, durante la gestión de Claudia Sheinbaum se han dado 26 casos, que contrastan con los 7 verificados el año pasado durante el mismo lapso, ¡casi cuatro veces más!

Los recortes presupuestales en numerosas áreas de la administración pública han sido la tónica de la presente administración, tanto capitalina como federal, en manos de Morena, su política de austeridad no dejó algún área sin afectar, a pesar de las promesas de campaña de López Obrador en el sentido de que el combate a la inseguridad sería prioridad de su gobierno.

La CDMX sufrió un recorte del 53% en el fondo  de Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública a los Municipios (Fortaseg) y la jefa de gobierno no ha dicho ni una sola palabra ni ha defendido los fondos que necesita para el combate a la inseguridad. De 378.1 millones de pesos que la capital recibió en el 2018, los recursos se redujeron a 176.5 millones y a nivel alcaldías se dejaron de percibir 201.5 millones de pesos destinados a equipamiento, armas y capacitación.

Sin embargo, ¡sorpresa! Claudia Sheinbaum, atribuye la delincuencia a las acciones de los gobiernos anteriores, ok señora, entonces: Licenciado Mancera, Licenciado Ebrard, alguien! ¿Quién se va a hacer cargo de nuestra seguridad, quién va a responder por Norberto, quién va a darnos la calma de salir a la calle, de despedirnos de nuestros hijos con la seguridad de que van a regresar a casa?

Alguien tiene que dar la cara, y ya no se trata de partidos o elecciones, se trata del ahora, de hoy, de ¡ya!

Aletia Molina
@AletiaMolina1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *