Taylor Swift dejó al descubierto sus “caprichos, sueños, y miedos” en “Folklore”

Taylor Swift reveló sus “caprichos, sueños, miedos y reflexiones” en su octavo disco de estudio Folklore. El álbum, lanzado a la medianoche de este viernes, sorprendió a los fanáticos de la cantante porque todo el proceso creativo llegó en medio de la cuarentena por coronavirus y no estaba planeado.

La artista nacida en Pensilvania, Estados Unidos, anunció desde sus redes sociales la llegada de este material discográfico, realizado a partir de los pensamientos que le llegaron en el confinamiento.

Swift adelantó el jueves la llegada de este disco completamente nuevo con 16 canciones, en las que plasmó sus sentimientos más íntimos y que es completamente alejado del género pop, pero sí permite apreciar la pureza y sencillez de sus letras.

“Antes de este año, probablemente hubiera pensado demasiado en cuándo habría sido el momento perfecto para lanzar este trabajo, pero los tiempos en que vivimos siguen recordándome que nada está garantizado. Mi instinto me dice que si haces algo que amas, deberías mostrárselo al mundo”, mencionó en un breve comunicado.

En este sorpresivo álbum muestra su talento como compositora contando historias que atrapan por su sencillez y la calma que provocan.

En otro mensaje en su cuenta de Twitter explicó cómo fue su proceso creativo y las ideas que le vinieron a la mente para lograrlo, que incluyen: estrellas dibujadas alrededor de las cicatrices, una chaqueta que todavía tiene el aroma de la pérdida de hace 20 años después, los acorazados hundidos en el océano, el árbol balanceándose en su infancia, el sol empapó el mes de agosto o un solo hilo que, para bien o para mal, te ata a tu destino.

“Muy pronto estas imágenes en mi cabeza crecieron caras o nombres y se convirtieron en personajes. Me encontré no solo escribiendo mis propias historias, sino también escribiendo sobre o desde la perspectiva de personas que nunca conocí, personas que he conocido, o esas que desearía no haberlo hecho”, señaló Taylor Swift.

La cantante, compositora, productora, filántropa y actriz destacó que las historias en Folklore llegan a través de susurros o cantos y que van de la fantasía a la realidad, en los que se desdibujan los límites entre la verdad y la ficción, donde los mitos, fantasmas historias y fábulas, cuentos de hadas y parábolas, chismes y leyendas, los secretos de alguien escritos en el cielo son los protagonistas.

“De manera aislada, mi imaginación se ha vuelto loca y este álbum es el resultado, una colección de canciones e historias que fluyeron como una corriente de conciencia. Tomar un bolígrafo fue mi forma de escapar a la fantasía, la historia y la memoria, lo mejor que puedo con todo el amor, maravilla y fantasía que se merecen… Ahora depende de ti transmitirlos”, concluyó.

Este disco es el resultado de tres meses de trabajo “en aislamiento” durante la crisis del coronavirus, en el que ella misma ha escrito y grabado los 16 temas: Cardigan, The 1, The last great american dynasty, Exile (con Bon Iver), My tears ricochet, Mirrorball, Seven, August, This is me trying, Illicit affairs, Invisible string, Mad woman, Epiphany, Betty, Peace, Hoax y The Lakes.

No obstante, la cantante contó con la ayuda de algunos de sus “héroes musicales” para terminar de darle forma al disco como son los compositores Aaron Dessner, Jack Antonoff, William Bowery y Bon Iver, con quien canta Exile.

Asimismo, junto al lanzamiento del disco, Swift compartió también el videoclip de su primer sencillo, Cardigan, cuya dirección de fotografía fue encargada al mexicano Rodrigo Prieto, responsable de la imagen de largometrajes como Brokeback Mountain.

El videoclip ha logrado un millón y medio de visualizaciones a nueve horas de que fue lanzado a través de Youtube y, actualmente, acumula más de 5.096.570 millones. (Efe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *