#DesdeLaBarrera Señor Barbosa: Y a nosotros, ¿por qué nos castiga Dios?

El 9 de diciembre del 2018, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con mayoría de cuatro votos contra tres, validó la elección a gobernador en Puebla, donde resultó ganadora Martha Erika Alonso de la coalición por Puebla al Frente.

El 14 de diciembre del mismo año, lejos del Congreso dominado por Morena que consideró ilegal su toma de protesta, la gobernadora le ofrecía al Presidente de la República su mano extendida. Lo que no consiguieron los Fox, ni los Clinton, ni los Calderón, se concretó en Puebla con el inicio del gobierno estatal de Marta Erika Alonso, quien satisfecha, saludaba al ex gobernador, su esposo, quien ya figuraba como hombre clave en el Senado.

Solamente 10 días ocupó el cargo, que a lo mejor, le hubiera convenido mejor ni pelear. Tras la conclusión del recuento voto por voto de la elección a la gubernatura de Puebla el candidato de la coalición «Juntos Haremos Historia» (Morena, PT y PES), Luis Miguel Barbosa Huerta, aseguraba que aunque se confirmaran los resultados, le había robado la elección.

Unos días después, el 24 de diciembre del 2018, un misterioso accidente aéreo acabó con la vida de la ya gobernadora del estado de Puebla, Martha Erika Alonso y de su esposo, el exgobernador del mismo estado, Rafael Moreno Valle.

Esta semana, en una frase que ha generado polémica, el gobernador Barbosa Huerta, hizo alusión al percance en el que murieron la gobernadora y su esposo, y dijo que se trató de un “castigo de Dios” por el fraude que cometieron en los comicios de 2018.

Fue durante su participación en el primer informe de gobierno de la alcaldesa Angélica Alvarado Juárez, cuando el mandatario poblano recordó que la lucha para llegar a ocupar la gubernatura le tomó 19 meses, desde la campaña de 2018 hasta los comicios extraordinarios de 2019.

“Y así fue como ganamos en muchas partes del estado, todos los que ganamos el primero de julio de 2018, porque yo gané, me la robaron, pero los castigó Dios”, expresó Barbosa, en clara referencia a la gobernadora y el senador fallecidos.

Dicha declaración puede calificarse de no menos que desafortunada y es de resaltar que hasta el momento no se ha explicado la razón de la caída del helicóptero en el que murieron Alonso y Moreno, el pasado 24 de diciembre.

La caída de aquel helicóptero, está envuelta en una investigación llena de dudas y sin explicaciones.

La cuenta oficial de los senadores del PAN publicó un comunicado en el que lamentan que Barbosa “haga estos señalamientos en contra de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, cuando el gobierno de Morena no ha sido capaz de explicar la caída del helicóptero en que viajaban la gobernadora y nuestro coordinador”.

A 9 meses del accidente de Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, el gobierno de Morena no ha dado explicación razonable del accidente, en el que perdieron la vida. Pero mientras, el gobernador de Puebla, dice que “los castigó Dios”… Entre el gobierno de la 4T y todas sus malas decisiones, y sus declaraciones carentes de todo tacto, que nos diga el gobernador: Y a nosotros, ¿por qué nos castiga Dios?

Aletia Molina
@AletiaMolina1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *